Sinaloa-sur-Seine

Me defino sinaloense y bohemio. Si debo añadir algo más, citaría a René Char: "Creo en la magia y la autoridad de las palabras".


1 comentario

Silencio no es olvido

Me repugna comenzar un párrafo con una frase trivial, y aun así la uso:

Silencio no es olvido. Pues yo no olvido jamás. Y perdono siempre, porque ya no guardo rencores, que inútiles son, y nunca me has dado razones de resentimiento.

Espero que mi presencia infructuosa no te haga falta, y que mi ausencia y mi silencio te sean benéficos. Yo segaba tus eras antes de la hora de la trilla, segaba pues lo tierno y lo fructífero en ti.

¿Para qué hablaré si hasta mi silencio hiere?

Si mi ausencia no hiere, ¿por qué este silencio mío sí?

 

Oye, hijo mío, el silencio.
Es un silencio ondulado,
un silencio,
donde resbalan valles y ecos
y que inclina las frentes
hacia el suelo.

Federico García Lorca, El Silencio

Anuncios